Vinoble 2016. It´s Sherry time.

Como buenos Sherrylovers nos dirigimos como bien dice la canción “…caminito pá Jeré” para asistir a la IX edición de Vinoble, salón internacional de vinos nobles, generosos, licorosos y dulces especiales, grandes joyas de la enología universal por ser genuinos, diferentes y únicos en el mundo. Evento celebrado  desde el día 29 al 31 de mayo en el emblemático Alcázar de Jerez donde fue sede del poder que regía a la ciudad y donde con poderío y alma se mostraron todos los vinos presentes, por el Alcázar estaban distribuidos 49 stand además de sala de presentaciones y zona gastronómica.  Amplio programa con actividades enológicas, ponencias, catas y varios Show Cooking con degustaciones de platos de 6 restaurantes de la provincia de Cádiz. Gran feria vitivinícola dirigida a profesionales del sector donde dio lugar al hermanamiento con otras bodegas asistentes nacionales e internacionales además de las pertenecientes al marco con el consejo regulador de Jerez-Xérèz-Sherry las cuales fueron:

Bod. Emilio Hidalgo, Bod. Grant, Bod. Baron, Bod. Garvey, Bod. Juan Piñero, Bod. Álvaro Domecq, Bod. Cesar Florido, Bod. Portales Pérez, Bod. Gutiérrez Colosia, Bod. Arfe, Bod. Fundador, Bod. Jose Estevez, Bod. Barbadillo, Bod. Williams & Humbert, Bod. Ximenez Espínola, Bod. González Byass, Bod. Urium, Bod. Faustino González, Bod. Sánchez Romate, Bod. Argüeso, Bod. Yuste, Coop. Vitivinícola Jerezana Ntra. Sra. De las Angustias, Bod. Hidalgo La Gitana, Bod. Osborne, Bod. Delgado Zuleta, Bod. Emilio Lustau, Bod. Tradición, Bod. Y Viñedos Diez Merito, Bod. La Cigarrera, Bod. Dios Baco, Bod. Rey Fernando de Castilla y Viña Callejuela.



Impresionantes Manzanillas, Finos, Amontillados, Olorosos, Palos Cortados, Cream, Pedro Ximénez  y Moscateles mostrando el legado histórico del sector bodeguero con arraigo y sucesión donde generación tras generación cuidan los valores y miman esas botas de grandiosas joyas y llenando de prestigio a los vinos de Jerez. Somos afortunados de que estos grandes vinos sean españoles, los debemos honrar y venerar, darle el reconocimiento que merecen.

De forma nacional entre otros los vinos de Montilla-Moriles (Córdoba), Málaga, moscateles de Valencia, malvasías de Canarias y moscateles de Navarra.

Y por la parte internacional:

Alemania (Auslese, Beerenauslese, Trockenbeerenauslesey y Eisweine), Austria (Eiswein) Canadá (Icewines), Francia (Sauternes, Barsac, Alsacia, Graves, Cadillac), Hungría (Tokaj), Portugal (Vintages de Oporto, moscateles de Setúbal y dulces de Madeira).

Tanto en el aspecto de la participación del resto del territorio nacional así como internacional muchas voces críticas hemos escuchado pero, para nosotros, que no hemos disfrutados de esos Vinobles míticos enfocamos el asunto como una feria grandiosa que pese a los momentos difíciles no debemos dejar morir.

…….LOS VINOS DESTACADOS…….

Más de 150 grandes vinos anotados en una libreta de cata repleta no solo de apuntes sino de sensaciones profundas y emociones de los cuales destacamos los siguientes:

Manzanilla:

Entusiástico la primera manzanilla ecológica por Pepe Cabral y Delgado Zuleta.
Manzanilla La Kika como ejemplo de esencia de Albariza.
Soluqua manzanilla pasada que nos recuerda más a la antigua Manzanilla Pasada Barón que el actual Xixarito.
Manzanilla pasada Maruja de Bod. Juan Piñero como antaño.
Blanquito Manzanilla pasada o como se equilibra el velo con el oxígeno.
Pastora Vs Solear en Rama. Fuerza salvaje, anchura y generosidad Vs Finura, verticalidad y austeridad.



Finos:

El Fino perdido de Sánchez Romate. Bendita Gordura jerezana.
Fino tradición. Tradición jerezana. Origenes.
Fino Antique. Esencia y personalidad.
La Panesa. Complejidad, terroir y caricias de mar.
Fino Colosía en Rama. Así se las gastan en el puerto.
Arroyuelo en Rama de Primitivo Collantes. Y en Chiclana tampoco se andan con tonterías.

Amontillado:

Quo Vadis. Cuando el cuchillo afilado te acaricia.
La Casilla. Su nariz te hace dudar, su boca volar.
Amontillado del Duque. Volumen e integración.
Fino Imperial de Diez Merito. Grandioso, venerable.
El Tresillo 1874. Complejo y profundo.
Jalifa 30 años. Seco, penetrante y explosivo.



Olorosos:

El Cerro. Sorprendentemente  fresco.
Villapanés. Táctilmente impresionante.
Oloroso Antique de Fernando de Castilla. Profundo, complejo y amable.
Oloroso Colección añada 2009 de Williams & Humbert. Largo y balanceado.
Oloroso Vors Urium. Complejidad aromática y franqueza.
Victoria Regina V.O.R.S. Cautivador y embaucador.



Palo Cortado:

Obispo Gascón. Nariz compleja, finura y elegancia en boca.
Privilegio. Mucho más que un privilegio. Tremendo.
Marques de Rodil. Gastronómico. RCP más bárbara si cabe.
1730 de Álvaro Domecq. Austero, afilado y vertical.
Dos Cortados de Williams & Humbert. Amplio, voluminoso, fuerza descomunal.
Urium Vors. Delicia y delicadeza que perduran.



Moscatel:
Laura de Barbadillo. Sensual, atrevido, con curvas. De pasarela.
Moscatel Viejo Los Cuartillos. Emocional, afinado, armonioso y atemporal.

Pedro Ximénez:

Ximénez Spinola. La fuerza y el carácter que se dejan beber.
PX Tradición V.O.S. Denso y aterciopelado.
Noé. Magnifico equilibrio.
Toro Albalá Convento Selección 1955.  El PX.
Santa Ana Pedro Ximénez 1861 V.O.R.S. La repanocha en verso y con 3 tirabuzones.

Otros nacionales:

Mirabrás. Mucho más que un palo de flamenco, un sentimiento nuevo.



Llanos Negros. Armonioso y balanceado.
Malvasía aromática Teneguía 1996. Personalidad. Amplio y sabroso.
Ochoa Moscatel 2015. La fruta jugando con la jugosa acidez.
Dulce Delicia nº 12 de Cortijo de la Fuente. Nervioso y juguetón.
Nude de Barbadillo. El seco, el punki, la tintilla.



Portugal:

Bacalhoa Moscatel de Setúbal Roxo 10 años. Mentolados, cedros, amplitud y balance.
Bacalhoa Moscatel de Setúbal 2001. Finura, peso y longitud.
Alves De Sousa LVB 2009. Fruta y cantueso.
Henriques & Henriques Madeira White Extra Dry. Lo tiene todo, sus frutos secos inolvidables.



Carcavelos Villa Oeiras (Lisboa). Un atractivo descubrimiento.
Quinta do Javali Tawny 10. Finísimo en nariz e integración de alcohol.
Quinta do Javali LVB 2007. Balsámicos sobre fruta. Elegante, complejo y equilibrado.
Alambre 2010 Moscatel de Setúbal de José Mª Fonseca. Eléctrico, cítricos en evolución.
Alambre 20 años Moscatel de Setúbal de José Mª Fonseca. Mezcla 19 vinos entre 20 y 80 años. Elegante, emocional, sedoso e intenso. Lo tiene todo.



Poças Colheita 1997. Complejo, expresivo y muy muy largo.
Horacio Simoes Moscatel 10 años. Refrescante desde la nariz. Te toca la fibra.
Horacio Simoes Excelent Superior mezcla de las 3 mejores añadas de la década, 2001, 2003 y 2007. El tiempo detenido en el placer.



Resto del mundo:

Chateau Lamothe Gignard Sauternes 2005. Madurez, complejidad, evolución y longitud. ¿Alguien da mas?



Louis Sipp Pinot Gris 2000. Bestial afinamiento. Estilizado.
Inniskillin Icewine Cabernet Franc 2012. Con esa fruta y esa frescura todo es coser y cantar.
Jackson Triggs Icewine Vidal 2007. Pomelos, flor y ahumados eternos. Armonioso.
Eiswein Weinrieder 2007. Manzana asada, albaricoque y salida fresca.
Elysium 2014 Moscatel de Hamburg. No esperabas esa boca.

Destacamos 2 catas muy especiales que tuvimos la oportunidad de disfrutar:

1º Los Generosos y el tiempo:

Donde tuvimos la oportunidad de ver la evolución en botella de algunos vinos del marco que esta asociación ha buscado con ahínco para poder mostrarnos su experiencia en este tipo de cata, 12 parejas, 12 experiencias bien distintas. Gracias a Ezequiel Sánchez de Reserva y Cata (Madrid) por tenernos al tanto de esta espectacular cata, de la mano de Luis Vida y los representantes de las bodegas participantes pudimos disfrutar con:

Fino Antique Vs Fino Antique con 9 años de botella: En este caso encontramos que a favor de la redondez se ha perdido gran parte del carácter del velo de flor, en nuestra opinión este fino que veneramos tiene una excelente evolución pero nos convence más cuando la botella no sobre pasa los 2 o 3 años.



La Panesa Vs La Panesa con 8 años de botella. Se pierde verticalidad pero el vino se encuentra en un punto de equilibrio excelente, las notas yodadas nos trasportan a un paisaje marinero idílico.
Amontillado Gran Barquero VS Amontillado Gran Barquero con 20 años de botella. Con la guarda conseguimos un perfil de nariz más de oloroso pero mucha mayor concentración y salinidad en boca.
Amontillado 51 - 1ª V.O.R.S. Vs 17 años de botella. Un solera de 1830. Aquí los aldehídicos dan un perfil más rancio, se muestra mucho el suelo pero no se encuentra en un punto de consumo más placentero que el recién embotellado por Osborne (antiguamente Domecq).
Oloroso V.O.R.S. Tradición VS 10 años de botella. Necesita aireación, con más botella aparece más reducido, podemos encontrar matices de complejidad pero igualmente el momento de boca no es tan armonioso, aparecen algunas notas amargas y aunque conserva su gran longitud, el recorrido por boca y el postgusto no es tan perfecto como en su hermano recién embotellado.



Matusalem V.O.R.S. Vs Matusalem 1909. Con una solera de 1860 y más de un Siglo después es pura concentración, fuerza, una bestia que la botella no ha domado, espíritu libre, poesía liquida.



González Byass con Juanma Terceño:

Visitar semejante catedral del vino es siempre un placer, encuentras matices, olores y paisajes nuevos. Hacerlo de la mano de Juanma Terceño al que siempre he considerado un maestro y un grupo de sumilleres y amigos…miel sobre hojuelas.

Tras la visita siempre formativa pasamos a una cata donde de pensarlo todavía se me eriza el vello y que os quiero sintetizar de la forma más emotiva posible.

Pudimos comparar el Tío Pepe en Rama 2015 alias “el salvaje” con Tío Pepe en rama 2016, ya saben #sueloyvelo.



Selección de entre las 22000 botas que dan forma a nuestro Tio mas querido para obtener un total de 16000 botellas de la esencia. 2015 era extremo en todo, salinidad, volumen, carácter varietal mientras que 2016 se centra mas en la armonía de conjunto, la albariza, el nervio al final pero con una boca balanceada con precisión milimétrica.

Las 4 palmas de 2015 como ejemplo del abanico y hasta dónde puede llegar la solera más famosa de la casa González Byass.

I Palma con 6 años donde la flor está viva y se presenta ante ti dominante y señorial.
II Palmas el más conjuntado y armonioso de todos, yodados elegantísimos, manzana asada, yeso…un todo terreno para los maridajes más difíciles.
III Palmas o el fino amontillado como antaño, donde la flor, todavía presenta va dando paso a notas avellanadas no excesivamente tostadas, excelente integración de alcohol ¡cómo se nota que no ha habido segundo encabezado!.
IV Palmas con sus 51 años carácter de Tío Pepe indudable, un amontillado de libro, de nuevo sin 2º encabezado, aromas complejísimos, difíciles de diseccionar. Afilado, descarado todavía. Intenso y arrebatador.



Terminamos con 2 joyas inigualables…

Palo Cortado de añada 1987 o mejor dicho la concentración de 20 botas (unos 10000 litros) en unas 987 botellas. Ese vino proyectado hacia el infinito exponencialmente incluso después de salir de tu boca, grabándose en tu cerebro de manera inevitable. La elegancia del Jerez, la lucha entre fuerza y sensualidad en un vino, la expresión, la eternidad.

IV Cortados, una joya que afianza los pilares de esta gran casa con su solera fundacional 1835, aquí nos habla de cómo la crianza oxidativa puede alcanzar el máximo nivel de calidad. Concentración, alma, salinidad extrema, aceites esenciales…Podríamos decir de IV cortados que...

Es como la máquina del tiempo.
Esencia de sudor y sentimientos de generaciones.
Como respirar historia.
Como beberse un libro.
Como un abrazo sincero y protector.
Como la seducción y el erotismo en el amor maduro.

Vino y poesía ¡Andalucía mía!

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.
(Caminante no hay camino -Antonio Machado-)

Nos envuelve el viento en su manto dejándonos llevar a  tierras Andaluzas y es que esa tierra llena de alegría nos tiene encandiladitos, hicimos varias paradas en nuestro camino, el primer alto fue en Sevilla “madre” de Andalucía.

Descubrimos una modesta a la par que grandiosa Taberna llena de encanto en pleno corazón de la ciudad hispalense, Manolo Cateca Antigua Taberna La Goleta, cuentan con gran variedad de referencias de  Olorosos, Finos, Palo Cortado, Amontillados, PX, tintos y blancos en su carta para poder copear y tapear. Dándonos al máximo de los placeres y pudiendo disfrutar de ricas tapas como salazones, chicharrones, pringá y un sinfín de manjares, entre ellas la singular tortilla de patatas con hierbabuena.

Nos decantamos por tomar una copita de Botana (amontillado) y seguidamente vino el  Fino Quinta, Fino Inocente, Oloroso Maestro Sierra, Amontillado en rama Cruz Vieja, Palo Cortado Península y para rematar un PX El Candado.


Dejándonos llevar por la atracción de los vientos Atlánticos aterrizamos en la Bodega Delgado Zuleta para asistir a la presentación de Entusiástica, la primera manzanilla ecológica nacida en el Marco de Jerez, llego de la mano de su creador el inigualable Pepe Cabral, que nos trasladó con el gran entusiasmo y como “padre de la criatura” cada detalle de tal increíble innovación. Con total admiración damos gracias a Pepe Cabral por la dedicatoria.


Siguiendo nuestro camino llegamos a El Puerto de Santa María para visitar Bodegas Grant de la mano del inefable Edmundo Grant que con gran generosidad y un trato exquisito nos abrió las puertas de su bodega  mostrándonos con dedicación cada rincón de la misma.

Fue fundada en 1841 por D. Edmundo Grant Falconell y actualmente es su linaje quien sigue al frente continuando con la cultura bodeguera del Marco de Jerez, en esta bodega con duende se respira arraigo y tradición familiar a la par que armonía y arte por lo que se hace.


Sus marcas son Valeroso en la cual encontramos su fino y  La Garrocha que la componen su Manzanilla, Amontillado, Oloroso, Cream, Moscatel y PX. Cuentan también con una edición especial Reserva Familiar. Todas estas crianzas realizadas en botas como bien marcan los cánones de los vinos de Jerez mediante el sistema de soleras y criaderas, las cuales están ubicadas en un inmejorable entorno.


Tuvimos la oportunidad de compartir una agradable jornada y hemos de destacar la profesionalidad a la par que el gran factor humano, estaremos siempre agradecidos por el trato recibido.

Estando dentro del marco no podíamos dejar de visitar la bodega más grande de Europa Williams & Humbert también premio nacional de arquitectura y no es para menos porque su belleza la hace única.
Fundada en 1870 por el inglés Alexander Williams un enamorado de tierras jerezanas y de una jerezana de nacimiento llamada Ammy Humbert con quien  contrajo matrimonio, asentando su núcleo familiar en Jerez. Pero fue en 1877 cuando fundo conjuntamente con su cuñado, Arthur Humbert, lo que hoy en día es esta esplendida bodega.

Al llegar nos recibieron unas simpatiquísimas aves ya que en los jardines de la entrada tienen aproximadamente unas dieciséis especies  procedentes de los cinco continentes que hacen que esboces una sonrisa comenzando la visita en buena sintonía.

Tras el primer contacto llegamos a tiempo para poder ver el espectáculo ecuestre que realizan en plena bodega, elegancia y sofisticación sin igual, la que muestran los caballos Jerezanos que con gran disciplina y perfecta sincronización con el jinete y el ambiente hacen de la exhibición una auténtica fiesta.

Son numerosos los productos que elaboran desde el conocidísimo brandy Gran Duque de Alba, las ginebras Botanic, licores Canasta, ron Dos Maderas, etc.


Referente a sherries encontramos con la gama Canasta (jerez, oloroso dulce y cream), los famosos Drysack, el fino Pando, Jalifa amontillado entre otros.

También cuentan con vinos tranquilos en gama de blancos algunos como Estero Blanco (vino de la tierra de Cádiz) y sus tintos Salcis (crianza, roble y reserva).

Además en la rama de alimentación tienen productos tales como aceites, ibéricos, quesos y vinagres. En definitiva una bodega con una inmensa extensión comercial enfocada tanto al turismo como en la venta de sus productos.

La última parada de este gran camino fue en Sanlúcar de Barrameda donde nos dispusimos al placer mundano del arte del buen comer y el buen beber,  el aperitivo fue en El Poma a pie de la desembocadura del “padre” de Andalucía, el ilustre rio Guadalquivir.

Tomamos el exquisito langostino de Sanlúcar  y unas ortiguillas dando rienda suelta al maridaje con una copita de manzanilla ¡de ahí al cielo!


Y ya que estábamos en el cielo, como diría un buen amigo,  fuimos a “ver a dios” Taberna Der Guerrita, templo de los mejores vinos y la mejor gastronomía. El deleite fue extremo, solo pido un deseo…Yo quiero estar en “El Limbo”.


   


Yain, Amantes del vino en Teruel

Recibimos el otoño y la nueva temporada con la mochila preparada para cargarla de nuevas y fantásticas experiencias, la primera en cargar fue desde Aragón, concretamente en la ciudad del amor y del jamón por excelencia en España, nos referimos a la ciudad encantada de Teruel.


Paseando por sus rincones llegamos a la fuente del simpático Torico, que lo que le hace grande no es precisamente su tamaño, sino la gran historia que esconde y la simbología que tiene para la ciudad y para con los turolenses.

Sus calles te envuelven en arte, arropándote preciosas arquitecturas de diferentes tiempos, de carácter mudéjar, modernista y neumudejar compartiendo lugar, que no espacio.


Emblema de la arquitectura mudéjar como bien nos muestra la Catedral de Santa Mª de Mediavilla, la Torre del Salvador,  la Torre de San Martin, la Torre e Iglesia de San Pedro con una belleza extrema de su techumbre, su maravilloso retablo mayor de madera tallada del francés Gabriel Yoli, hace que se pare el tiempo observando cada detalle que guarda tan hermoso mobiliario, he de destacar que en una de sus capillas se encuentra el Mausoleo de los Amantes de Teruel con sus restos.


Después del tal enriquecedor paseo nos dirigimos como buenos amantes pero en este caso del vino y nos dejamos seducir por Yain, teniendo así un final más feliz que el que tuvieron Diego de Marcilla e Isabel de Segura (Ilustres amantes de Teruel), en este caso tocamos el cielo pero de distinta manera.


Nos recibió el gran Raúl Igual, propietario, maître y sumiller del restaurante Yain nos acogió con la elegancia y sencillez que lo caracteriza.

Excelente profesional y buen amante del mundo del vino, escucharlo es de gran goce, rozando lo celestial por su gran sabiduría. En su haber data de una extensa formación académica y profesional, perteneciendo en el pasado al equipo de El Bulli y ahora frente a Yain.

Tras alzarse como mejor sumiller de España en 2010 en el año 2012, tras superar a diversos campeones de España, participó representando a España en el Campeonato al mejor sumiller europeo y en el año 2013 participo en Tokio (Japón) representando a España en el Campeonato al mejor sumiller del mundo.

El restaurante tiene una mágica historia y es que por medio de  “conspiraciones del cosmos”, destino o simplemente coincidencias de la vida (como queramos llamarlo) hizo que fuese hallada bajos los cimientos de lo que hoy en día es el restaurante una bodega judía del S. XIV. En hebreo Yain es el significado de vino, de ahí proviene tan característico y bonito nombre.

Como no podía ser menos este restaurante consta de una fabulosa bodega a varios metros bajo el suelo con vinos de todo el mundo escogidos con mimo por Raúl.

En Yain apuestan por productos de 1ª calidad y excelentes elaboraciones uniendo a la perfección tradición e innovación, la presentación de sus platos es impecable y con un trato intachable al comensal.

Además de cuidar cada detalle relacionado con el servicio del vino como es la temperatura optima de consumo y la copa a utilizar, cuentan para ello con copas de primeras marcas como Riedel o Schott Zwiesel.

El disfrute estaba asegurado y preferimos encomendarnos al savoir affaire de Raúl, depositando en él toda nuestra confianza para la elección de los platos y los vinos a maridar, las delicias fueron las siguientes:


-Blinis de anchoa del Cantábrico con pipirrana, maridado con una copita de Fino Dos Palmas de González Byass (selección dos botas).

Equilibrio puro, finura, persistencia, mucho más que un fino amontillado. Festival de sinergias entre vino y plato. Anchoas con sabor y solidaridad aunados.


-Rollito de ternasco de Aragón con cúrcuma, maridado con un Alsaciano Grand Cru Zinnkoepflé del 2006 -Domaine Leon Boesch-.

Espectacular unión de texturas complementándose a la perfección con este vino redondo, ancho y oleosidad comedida, múltiples aromas a flores marchitas, hidrocarburos y fruta escarchada. El carácter especiado del plato es un compañero ideal para este gran vino.


-Bacalao a la Lisboa Antigua, “maridaje geográfico” con un vinho verde del 2013 Alvarinho Contacto -Anselmo Mendes-.

Gran arraigo y tradición, si los sentimientos tuvieran sabor este plato lo mostraría a la perfección. El vino es vertical, directo y algo punzante, nos ofrece una nariz amable con aromas a flor amarilla y pipa pelada. Con ese estilo donde se aprecia que la madurez se busca un paso más de lo habitual en la zona haciéndolo muy redondo.


-Ragú de ternasco de Aragón, maridado con un Graciano con un paso por barrica de 18 meses, Exopto 2011.

Explosión de sabores, el vino dio la cara expresándose con fuerza frutal, fruta negra y especiado, notas de maderas nobles y un elegante largo final. Todo lo que necesitaba un plato con tanta esencia, puro sabor.

Como colofón llego el postre cargado de historia y maridado con un emotivo brandy
En este apartado queremos hacer una honorificentia nominandus para el Brandy de Jerez Pvnto Azul Prestige de la desaparecida bodega Pedro Romero y nos unimos como parte de esta gran familia del mundo del vino al pesar de todo lo acontecido. ¡El esplendor de un punto azul  brillara por siempre en nuestro corazón!


-Pastel Ruso con helado de turrón, maridado con el maravilloso brandy de Jerez Pvnto Azul Prestige –Pedro Romero-.

Supremo a la par que fascinante Pastel Ruso, realmente el más exquisito que hemos probado, se unió perfectamente al majestuoso Pvnto Azul Prestige, este nos indicó complejidad con potentes aromas pero sutil en matices, aromas a frutos secos, maderas nobles envinadas, vainilla y hoja de puro. Para llorar de rico, imprescindible.

Como anécdota referente al origen de tan delicioso dulce contaros que sus creadores fueron unos reposteros Españoles, procedentes de Huesca, a los que les fue encomendada tan ardua tarea en una cena organizada por Napoleón en el año 1855. En la cual asistió como invitado de honor Zar de todas las Rusias, este quedo tan prendado de dicho pastel que desde ese mismo momento fue bautizado con el nombre de Pastel Ruso.  También coincidiendo con el año de la clasificación Les Grands Crus classés y Exposición universal de Paris.

Efectos de gran alegría, gozo e infinidad de bellos sentimientos fueron surgiendo a lo largo de tan enriquecedora jornada, las palabras de agradecimiento para Raúl y su equipo se quedan cortas para todo lo que nos transmitieron. Eso hizo que nada más salir de Yain nos provocase el deseo de volver pronto.

Temporada estival época de celebraciones

Como cada año por estas fechas en multitud de ciudades y poblaciones se mueven al ritmo de verbenas y al son de la melodía que producen las copas al brindar y festejar las tan ansiadas fiestas populares, donde la alegría del verano es contagiada y el calor es sofocado por un buen vino blanco o tinto, nada de gaseosas u otras bebidas sin alma.

Siempre es una buena ocasión para reunirse con amigos y descorchar, pero en este caso tuvimos una razón de peso para juntarnos y abrir algunas de las “joyitas” reservadas para eventos especiales, celebrando con armonía y gozo unos de los éxitos recientemente acontecidos.
Los elegidos para acompañarnos en tal bonito día fueron:

Janine Vedel 2013

Un blanco con elegancia y clase de bodega Herrero.

Color amarillo verdoso con gran brillo.

Nariz media de gran finura, aromas a esparraguera, hinojo, vegetales como el pimiento verde, lima y un punto especiado.

En boca nos proporciona frescura, muy vertical con una leve untuosidad y un final muy largo.

José María, Juan Miguel y Javier rinden el mejor homenaje posible a su madre.



Domaine Daniel Dugois 2007

De los viñedos del Jura, en el Franco Condado, procedente de dos terroirs bien distintos, uno plantado en 1976 sobre margas rojas cubiertas con piedras de origen dolomítico, el otro datado de 1991 con algunos toques calizos, ambos de la variedad Savagnin (autóctona de la zona). Su crianza biológica le aporta un carácter diferenciador que lo dota de una personalidad única alcanzando un magnifico blanco lleno de tipicidad y complejidad mostrándose franco ante nosotros, pura esencia.

Amarillo dorado intenso, oro viejo muy brillante.

Nariz intensa con aromas a fruta amarilla madura, frutos secos muy marcados, polen, manzanilla y tilo.

Entrada intensa con mucho cuerpo, aldehidicos, buena acidez, alcohol integrado, salino, crema pastelera, manzana asada, calizo y un final largo.



Viña Tondonia Blanco Reserva 1999

Un gran clásico de Rioja que nunca defrauda y brilla con luz propia. Garantía de éxito en cualquier mesa, que sabe mantener la filosofía arraigada de la que sin duda es mucho más que una familia bodeguera.

Amarillo dorado con reflejos oro viejo y brillante.

Nariz intensa con aromas a fruta de hueso desecada, una atractiva pimienta blanca, cera, madera, punta de lápiz.

Boca con poderío, más cuerpo y una entrada intensa, bien estructurado, elegantes notas de barrica y un placentero final largo.



Gratallops 2012

Un priorato del gran Álvaro Palacios que tuvo que mantener el gran nivel demostrado por los tres grandes vinos que le precedieron.

Color rojo cereza y capa media.

Gran finura con nariz media con aromas a frutas en un punto de madurez optimo y especiados sutiles.
Entrada amable, sabroso, elegante y un tanino muy sedoso.

El siguiente fue invadido por el enemigo de los que guardamos botellas para ver su evolución porque se presenta sin avisar en el momento mas inoportuno, el TCA pero, como ya no nos pilla de nuevas tiramos de recursos continuando con un vino que este año nos dio grandes alegrías, hablamos de la obra de los gaditanos hermanos Muñoz.

Samsara 2011

Vino Rondeño de la sierra de Málaga, color brillante de rojo picota con un ribete levemente atejado.

Nariz intensa con notas balsámicas, maduras, aceituna negra, proteico y aromas ahumados.

Boca potente, sabrosa y bien estructurada, notas a tostados con un final medio.



Gilera Brut Reserva

Multivarietal de Xarello, Macabeo y Parellada.

Amarillo verdoso de burbuja fina.

Nariz media con aromas vegetales, levadura fresca, en boca resultó algo pesado. Con buen cuerpo, notas a piña y un recorrido con final medio.

Disfrutar del final del verano y aprovechar las vacaciones para seguir probando buenos vinos, sea en el mar o en la montaña o si ya las habéis tomado, seguro que una buena copita os alegra el día a día, siempre por prescripción en buena compañía.