CATACALDOS EN EL VIII DESAFIO VEREMA

Una nueva edición, un gran reto sensorial y mucho más, esto es lo que propone edición tras edición una de las páginas más visitadas del mundo relacionadas con ese producto que tanto nos apasiona, el vino, no es otra que http://www.verema.com/, desde aquí se lanza un reto a un grupo de 100 catadores de enfrentarse al desconocimiento, en esta ocasión 10 botellas en cata doble ciega, una actividad llena de complejidad y que permitirá a este humilde grupo de cata agudizar sus sentidos siendo éste un ejercicio de aprendizaje tremendo que lleva aparejado una cura de humildad para todos los participantes y como no allí estaremos los Catacaldos y os contaremos como transcurre todo, no dejeís de seguir este espectacular y divertido evento en http://www.verema.com/foros/desafio/temas.

Las 3 fases del desafío las podria representar esta curiosa imagen:

1º Vamos a ciegas catando cada vino con mucha ilusión, atención e intriga.
2º Entra en acción la cabeza, se le da muchas vueltas a que puede haber dentro de cada botella y os aseguro que se tienen grandes quebraderos de cabeza y dilemas a la hora de decantarse por una u otra variedad.
3º Grandes sorpresas nos esperan al conocer los resultados y ver como hemos mandado un vino valenciano a rias baixas, hemos cambiado una sauvignon blanc por una merseguera o ese vino que parecía más joven ha reposado latente durante años en barrica.

Aquí teneís mas información del actual desafío y de sus ediciones anteriores.

3 Response to "CATACALDOS EN EL VIII DESAFIO VEREMA"

  1. _Guillermo_ 15 de junio de 2010, 9:55
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  2. _Guillermo_ 15 de junio de 2010, 9:56
    Vaya tela, Santi!! Así que tú y tu equipo os vais a caer con todo el idem hasta lo más profundo de la clasificación, no??
    Algún manchego habrá que os salve del abismo, veras!!
  3. Anónimo 18 de junio de 2010, 18:24
    No tengo problemas con los abismos y prefiero que nadie me salve, con los batacazos es cuando mas se aprende como bien sabes querido Guillermo.

Publicar un comentario